Acerca del Artista

Siendo muy joven, entre este artista y el “objetum” ha surgido una especie de simbiosis donde cuesta definir quien ha escogido a quien.  Objeto como discurso de la realidad que interpela e interpreta al individuo a través del cual y como un lente clarísimo sucede la mirada acertada y actual de un país, de sus vacíos y sus reacciones ante lo absurdo. Lo vemos en el manejo y la descarga del color en la serie antorcha libertaria. En la explosión en llamas de un neumático como reflejo de la implosión interna, emocional  y desgarradora. Impotencia y desesperación de un pueblo que anda a pie, con una tarifa de pasaje que nunca se cumple, con un billete del nuevo cono monetario que no es aceptado o que el conductor arroja por la ventana como una burusa de papel, como cochino dinero. Hoy, esta profundizada una realidad que VICTOR ROSALES describió años atrás, como un profeta o visionario  se adelantó a las noticias, a los titulares donde prometen autobuses y seguimos en latas andantes. Con el tercer ojo de Miranda nos urge ver la realidad. Sin indignación no hay cambio posible, sin memoria en el error se insiste. Los Santos ya no lloran  y el tiempo no se ha perdido.   

Javier Socorro Moreno